Todos sabemos que la Vitamina C es una de esas sustancias imprescindibles para nuestro organismo, ya que nos protege de enfermedades y resfriados, así que tratamos de consumirla con buenos zumos de naranja, fresas o pimientos.  Pero además son conocidos sus efectos beneficiosos sobre la piel, ay que bloquea la acción de las radicales libres, causantes del envejecimiento prematura de la piel

A través de serums o cremas con vitamina C podemos aportar a la piel antioxidantes, por lo que obtenemos una piel llena de energía y luminosidad. Además de su acción antioxidante, la vitamina C para la piel también tiene un efecto despigmentante. Es por ello que los productos cosméticos que incluyen entre sus activos esta vitamina son recomendados en el tratamiento del melasma y las hiperpigmentaciones, ya que unifican el tono de la piel, reducen las marcas oscuras y las manchas.  Por otro lado, la vitamina C también es reafirmante. Tiene la capacidad de aumentar la síntesis de colágeno, estimulando las fibras que participan en su síntesis, obteniendo una piel más elástica y, por consiguiente, más joven por más tiempo.

Muchas personas se preguntan cómo usar la vitamina C para la piel cuando van a exponerse al sol. La vitamina C no es fotosensible, por lo que tu piel no corre peligro de mancharse. Hay que tener en cuenta que cuanto más exponemos la piel al sol más vitamina C necesitamos, por lo que incluso en verano se recomienda el uso de cosméticos con vitamina C para la piel. ¿Cómo usarlo? Antes del protector solar y después de la exposición solar.

Entre los tratamientos más recomendados con Vitamina C, se encuentra Intant Light de Aroms Natur, ya que la piel se vitaliza, se ilumina y se reducen los signos de fatiga de forma inmediata. Protege de las agresiones medioambientales y alisa y unifica el tono de la piel gracias a su efecto anti-manchas.

  • Aumenta la luminosidad de la piel un 21,1% en 2 semanas de uso
  • Aumenta el tono y la firmeza de la piel
  • Fuente de silicio orgánico para la piel

En Kiroestarbien puedes disfrutar de este tratamiento tras un masaje relajante o el masaje Kobido, conocido como el lifting facial sin cirugía o masaje facial japonés.