Te estarás preguntando, pero ¿el chocolate, además de estar rico, para que sirve en el cuerpo?  jaja. Bueno, pues más allá del placer que todos sentimos al oler y saborear el chocolate, el cacao (cuanto más puro mejor) tiene numerosos beneficios sobre nuestro cuerpo, y por eso en los últimos años, se ha incorporado a multitud de tratamientos de belleza.

En el caso de la piel, la hidrata, reduce las manchas, e incrementa la actividad del colágeno y la elastina, con lo que se reducen las arrugas, la flaccidez de la piel y el resto de los signos del envejecimiento, pero además la presencia de teobromina, taninos y polifenoles en la composición del cacao hace que los masajes y las envolturas corporales enriquecidas con este componente ayuden a quemar la grasa acumulada y a reducir la celulitis.

Por otro lado, el cacao contiene un potente antioxidante llamado catequina, que mejora el riego sanguíneo y reduce el riesgo de padecer patologías cardíacas. Además el chocolate estimula la liberación de endorfinas que son las hormonas naturales producidas por el cerebro que, al segregarse, generan la sensación de placer y bienestar.

En kiroestarbien, previamente a la envoltura de cacao caliente (100 %), realizamos una exfoliación con sal de laminaria (que aporta gran cantidad de minerales) y aceite esencial de menta (muy refrescante), limpiando la piel de células muertas y abriendo los poros para que obtener todos los beneficios de la envoltura de cacao. El contraste es maravilloso, te deja la piel super suave y después de este tratamiento te sentirás completamente renovado y lleno de energía ¿Te lo vas a perder? https://kiroestarbien.com/reserva/